¿Por Qué las Mujeres Sincronizan sus Ciclos Menstruales?

A pesar de los avances que la ciencia ha desarrollado, el estudio más válido sobre la sincronización menstrual fue llevado a cabo por la psicóloga estadounidense Martha McClintock y fue publicada en 1971 por la revista Nature.

Según estos estudios, las causas directas del “efecto McClintock” o “regulación social de la ovulación” son las feromonas. Estas sustancias químicas que nuestro cuerpo segrega están estrechamente relacionadas con la sexualidad y la reproducción y tienen efectos directos en las personas que nos rodean, causando que varias mujeres que viven en la misma casa o pasan muchas horas del día juntas tengan su menstruación al mismo tiempo.

Las feromonas se secretan a través de la orina o el sudor (pubis y axilas), pero el sentido del olfato humano no está tan desarrollado como el de los animales, por lo que no “olemos” esas sustancias que alguien ha expulsado. Somos capaces de detectarlas involuntariamente y sin darnos cuenta, generando cambios en nuestro organismo.

Esto hace que nos sintamos más atraídos o menos atraídos por alguien, simplemente por las feromonas que se liberan y que nuestro organismo ha detectado. En el caso de las mujeres que viven juntas (dejando de lado cualquier componente sexual y/o sentimental), las feromonas las hacen empatizar entre ellas, consiguiendo que sus ciclos menstruales se regulen de tal manera que las hagan coincidir.

Cabe señalar que, a pesar de los años que han transcurrido y el número de estudios realizados sobre el tema, no ha sido posible explicar por qué las feromonas influyen en esta sincronización.

La importancia del estudio realizado por Martha McClintock ayudó a que una parte importante del mundo científico aceptara la existencia de feromonas en seres humanos, algo que hasta entonces se creía que solo existía en animales, aunque en este momento todavía no se sabe con certeza cómo se producen o qué glándulas son responsables de producirlas.

Evidentemente, hay voces discordantes con las conclusiones de McClintock y ubican el hecho de la sincronización menstrual más cerca de las llamadas “leyendas urbanas”. Si es causada por algún tipo de hormona, sería causada por aquellos que se liberan a través del hipotálamo, una glándula endocrina del cerebro, responsable de regular los ciclos menstruales (entre otras cosas). Las posibles causas de sincronización (si las hubiera) incluyen un entorno compartido, el número de horas de luz recibidas e incluso la misma temperatura ambiente.

¿Lista para seguir tu Ciclo?

Descarga Mujer Alerta del Google Play Store Descarga Mujer Alerta del Apple AppStore