Es el sangrado periódico mensual en una mujer, nombrado comúnmente período menstrual. Durante el mismo, en tu útero las paredes se recubren y preparan para tu etapa fértil y un embarazo. En el caso de no quedar embarazada, las hormonas como estrógenos y progesterona disminuyen en cantidad dando la señal para que comience el sangrado vaginal llamado comúnmente menstruación. En ese momento se elimina el recubrimiento cíclico que se produjo en las paredes del útero.

El ciclo menstrual se cuenta desde el primer día del sangrado o periodo hasta el primer día del próximo período. Generalmente tiene una duración de 28 días, pero como hemos dicho en varias ocasiones cada mujer es distinta con sus características particulares. La duración además puede ser distinta en cada mes. Por eso es importante que anotes en cada mes las fechas de tu período en nuestro calendario menstrual, así además podrás compartir los reportes y estadísticas que saca nuestra aplicación con tu especialista cuando vayas a consulta.

Luego de la etapa de sangrado y a la mitad de tu ciclo viene la etapa de la ovulación o etapa fértil. Es cuando tus ovarios producen y liberan óvulos para fertilizarse con un espermatozoide, consiguiendo un embarazo. A veces la etapa fértil se adelanta por lo cual si deseas o no planificar un embarazo tienes que tener en cuenta hasta 3 días antes de la fecha calculada de ovulación a la hora de tener relaciones sexuales. Puedes tener en cuenta en la aplicación de Mujer Alerta que saca un estimativo aproximado de cuando empieza la etapa fértil. Pero además sienes cambios en tu cuerpo tales como el flujo vaginal aumenta, es distinto y transparente. En algunas ocasiones existen calambres en la zona pélvica. Además puedes estar más nerviosa, con apetito o piel mas reseca.

ALGUNOS ANTICONCEPTIVOS MAS FRECUENTES

Luego muchas mujeres sienten comúnmente síntomas de síndrome pre menstrual con una cantidad de signos y síntomas que ocurren durante la etapa lútea antes del próximo ciclo.

Ahora es muy probable que te preguntes; ¿Qué señales debo tener en cuenta para detectar algún problema en mi ciclo?

Bueno a continuación nombramos algunos:

  • Si existe ausencia de menstruación por más de 3 meses sin estar embarazada, lactando, con perimenopausia o menopausia.
  • Si tus períodos son muy irregulares.
  • Sientes mareos, debilidad, dolores en el pecho o dificultades respiratorias después o durante el período.
  • Si sufres de un sangrado excesivo o muy intenso durante varios días.
  • Si sufres de fiebre o sientes malestar después de haber usado tampones.
  • Si tienes dolores menstruales muy intensos que no se calman con medicamentos de venta libre.
  • Si sufres de dolores de cabeza intensos antes o durante el período.
  • Si despides coágulos de sangre muy grandes en tu flujo menstrual.
  • Si es frecuente que sangres cada vez que tienes relaciones sexuales.
  • Si hay sangrado luego de haber entrado a la menopausia.

 Es recomendable que consultes a tu especialista si tienes algunos de estos síntomas o quizás otra molestia.

¿En que afecta mi ciclo menstrual a mi salud?

Los cambios hormonales pueden provocar síntomas o agravar otros padecimientos.

Algunos tales como anemia, asma, depresión, diabetes, colon irritable o dificultades para embarazarse.

Por eso es importante consultar con especialistas y hacer chequeos periódicos de hormonas, PAP, ecografías y demás. De esa forma contarás con un bienestar y buena salud en todo tu cuerpo.

SIEMPRE JUNTO A VOS!

Ante un enemigo que afecta un importante porcentaje de mujeres, es relevante tener información sobre: ¿Qué es, su origen y cómo prevenirlo?

Éste es un cáncer que da su origen en los tejidos de las células mamarias. Si bien en forma poco frecuente afecta en algunos casos a hombres, es mayormente padecido por mujeres. Es importante la concientización del mismo en la comunidad para favorecer a la detección temprana que esta directamente ligado con la probabilidad de superarlo.

Existen algunos factores que pueden aumentar las probabilidades de riesgo, que también van cambiando según la genética de cada persona. Estos pueden ser:

La edad, a partir de los 40 y 50 años el porcentaje de riesgo se incrementa y después de los 75 años disminuye.

La etnia, las mujeres blancas son más propensas al riesgo de padecerlo. Sin embargo las asiáticas y africanas son las que poseen menos peligro de contraerlo.

El factor genético, por antecedentes familiares por genes hereditarios, antecedentes personales de haberlo padecido anteriormente.

Exposición a radiación, por  tratamientos en el tórax durante la infancia o en primeras etapas de la vida adulta.

La obesidad y el consumo de alcohol aumentan los riesgos de contraerlo.

Tener la primera menstruación antes de los 12 años.

Comenzar la menopausia a una edad mayor.

Terapia hormonal para tratar la menopausia o el consumo de estrógenos a lo largo de la vida.

Nunca antes haber estado embarazada o un haber tenido embarazos tardíos.

Formas de prevenirlo:

Consultar con tu médico especialista, sobre tu historia clínica y cuando necesitas hacer exámenes clínicos. Ten presente que la importancia de los análisis es para favorecer la detección temprana e incrementar los porcentajes de superarlo.

Ten presente realizar un autoexamen periódicamente en tus mamas para intentar notar si hay algún cambio, bulto u otra inconsistencia y avisarle a tu medico inmediatamente. Esto no suplanta los análisis clínicos que son más específicos, pero si ayuda a identificar signos inusuales con rapidez.

Beber alcohol con moderación.

Haz ejercicio con frecuencia y si no acostumbras a hacerlo consúltale a tu médico que actividad es recomendable para ti.

Mantener un peso saludable para tu índice corporal.

Eligen una dieta saludable, se recomienda una dieta mediterránea por su contenido de alimentos de origen vegetal, cereales, frutas, vegetales, aceite de oliva y pescado. Además de reducir el riesgo de contraer cáncer de mama reduce el nivel de colesterol.

Ten en cuenta siempre consultar a tu médico y realizar los controles de rutina para estar saludable.

También algunas de las recomendaciones de prevención como mejorar tu dieta, la ingesta de alcohol moderada, hacer ejercicio, etc. contribuye a beneficiar tu salud y bienestar físico.

Mujer Alerta siempre está junto a vos, gracias por ser parte de nuestra comunidad!