Ante un enemigo que afecta un importante porcentaje de mujeres, es relevante tener información sobre: ¿Qué es, su origen y cómo prevenirlo?

Éste es un cáncer que da su origen en los tejidos de las células mamarias. Si bien en forma poco frecuente afecta en algunos casos a hombres, es mayormente padecido por mujeres. Es importante la concientización del mismo en la comunidad para favorecer a la detección temprana que esta directamente ligado con la probabilidad de superarlo.

Existen algunos factores que pueden aumentar las probabilidades de riesgo, que también van cambiando según la genética de cada persona. Estos pueden ser:

La edad, a partir de los 40 y 50 años el porcentaje de riesgo se incrementa y después de los 75 años disminuye.

La etnia, las mujeres blancas son más propensas al riesgo de padecerlo. Sin embargo las asiáticas y africanas son las que poseen menos peligro de contraerlo.

El factor genético, por antecedentes familiares por genes hereditarios, antecedentes personales de haberlo padecido anteriormente.

Exposición a radiación, por  tratamientos en el tórax durante la infancia o en primeras etapas de la vida adulta.

La obesidad y el consumo de alcohol aumentan los riesgos de contraerlo.

Tener la primera menstruación antes de los 12 años.

Comenzar la menopausia a una edad mayor.

Terapia hormonal para tratar la menopausia o el consumo de estrógenos a lo largo de la vida.

Nunca antes haber estado embarazada o un haber tenido embarazos tardíos.

Formas de prevenirlo:

Consultar con tu médico especialista, sobre tu historia clínica y cuando necesitas hacer exámenes clínicos. Ten presente que la importancia de los análisis es para favorecer la detección temprana e incrementar los porcentajes de superarlo.

Ten presente realizar un autoexamen periódicamente en tus mamas para intentar notar si hay algún cambio, bulto u otra inconsistencia y avisarle a tu medico inmediatamente. Esto no suplanta los análisis clínicos que son más específicos, pero si ayuda a identificar signos inusuales con rapidez.

Beber alcohol con moderación.

Haz ejercicio con frecuencia y si no acostumbras a hacerlo consúltale a tu médico que actividad es recomendable para ti.

Mantener un peso saludable para tu índice corporal.

Eligen una dieta saludable, se recomienda una dieta mediterránea por su contenido de alimentos de origen vegetal, cereales, frutas, vegetales, aceite de oliva y pescado. Además de reducir el riesgo de contraer cáncer de mama reduce el nivel de colesterol.

Ten en cuenta siempre consultar a tu médico y realizar los controles de rutina para estar saludable.

También algunas de las recomendaciones de prevención como mejorar tu dieta, la ingesta de alcohol moderada, hacer ejercicio, etc. contribuye a beneficiar tu salud y bienestar físico.

Mujer Alerta siempre está junto a vos, gracias por ser parte de nuestra comunidad!

A toda nuestra comunidad de mujeres directa o indirectamente nos afecta éste concepto. En la sociedad moderna las mujeres tenemos distintas obligaciones o metas, por eso es necesario que sepamos bien lo que es y aunque nos sorprenda es un aspecto relativamente nuevo que se incorporó en los últimos años con el avance de los derechos de la mujer en la sociedad.

Primeramente vamos a explicar su significado. Este comienza siendo un derecho de todas las personas para acceder a una vida saludable, sin riesgos y un factor para la sexualidad responsable. Es una estrategia que permite a la pareja o a la mujer poder decidir cuándo tener hijos, cuántos tener, evitar situaciones de riesgo para la madre y el bebé, logrando a la vez una mejor calidad de vida. También permite lograr el tiempo de recuperación adecuada entre un embarazo u otro.

Hablando un poco del nacimiento de éste derecho, es bastante reciente a pesar de la importancia del mismo. Recién en el año 1968 la ONU, lo declaró como derecho fundamental. A lo largo de la historia universal de la humanidad, los desafíos para planificar, evitar o retrasar embarazos fueron una lucha interna entre mujeres y niñas. Después de haberse logrado este objetivo, hoy en día corre peligro este derecho donde existe la desinformación, la falta de acceso o disponibilidad de métodos anticonceptivos. Por eso es muy importante tener conocimiento del concepto de esta facultad.

La selección de un método anticonceptivo es algo individual se adecua al estilo de vida, salud, edad creencia y experiencia de la pareja. A la hora de elegir se toma en cuenta la opinión orientativa profesional de un médico porque no todas las personas pueden usar cualquiera de los métodos anticonceptivos a nuestro alcance o ayudar a planificar un embarazo exitoso.

Algunos de los métodos anticonceptivos más frecuentemente utilizados son:

  • Las pastillas anticonceptivas
  • Inyectables
  • DIU
  • Chip hormonal
  • Preservativo
  • Ligadura de trompas (mujeres)
  • Vasectomía (hombres)
  • Métodos basados en el conocimiento de fertilidad en el ciclo menstrual

Para encontrar el método más adecuado es importante que reúna las siguientes propiedades: que brinde protección y seguridad, de fácil acceso, que no ponga en riesgo la salud o genere dificultades en el cuerpo. 

Para comenzar a planificar puedes empezar en cualquier momento, y siempre tener en cuenta acudir a un profesional que pueda orientarte con el método que consideres adecuado para utilizar.