Imaginemos poder lograr tener un control completo de nuestras emociones para que no, nos jueguen en contra.

Como mujeres lograr esto, nos favorecería mucho ya que sufrimos constantemente cambios hormonales en nuestro ciclo y esto nos puede llevar a ser más  vulnerables ante diversas situaciones.

Para ello vamos a hablar de algo que se encuentra en auge por las neurociencias y la psicología, ésta es la Inteligencia Emocional.

¿Qué es la inteligencia emocional y como puede ayudarnos?

Uno de los precursores del estudio de la misma, fue el psicólogo Daniel Goleman, quien expresa en sus libros que las emociones están diseñadas para guiarnos y no para dañarnos. Lo mejor es que se ha descubierto que esta clase de inteligencia se puede desarrollar en cada uno de nosotros con nuestro propio trabajo interno, permitiendo controlar nuestras emociones.

¿Cómo podemos desarrollarla?

Una de las maneras más sencillas para comenzar a ejercitar el dominio emocional es, siendo consciente de nuestras propias emociones, volviéndonos observadores de nuestros propios sentimientos para poder controlarlos.

Y la siguiente manera es regular nuestras propias emociones, luego de identificar nuestro sentimiento, detenernos unos segundos y reflexionar nuestra reacción antes de actuar, tomando el control de nuestra mente racional.

Lograr el dominio de nuestras emociones puede ayudarnos a mejorar nuestras relaciones sociales, motivación, empatía, optimismo, pensamientos positivos que puedan ayudarnos a tomar mejores decisiones para tener una vida mas plena.