Es el sangrado periódico mensual en una mujer, nombrado comúnmente período menstrual. Durante el mismo, en tu útero las paredes se recubren y preparan para tu etapa fértil y un embarazo. En el caso de no quedar embarazada, las hormonas como estrógenos y progesterona disminuyen en cantidad dando la señal para que comience el sangrado vaginal llamado comúnmente menstruación. En ese momento se elimina el recubrimiento cíclico que se produjo en las paredes del útero.

El ciclo menstrual se cuenta desde el primer día del sangrado o periodo hasta el primer día del próximo período. Generalmente tiene una duración de 28 días, pero como hemos dicho en varias ocasiones cada mujer es distinta con sus características particulares. La duración además puede ser distinta en cada mes. Por eso es importante que anotes en cada mes las fechas de tu período en nuestro calendario menstrual, así además podrás compartir los reportes y estadísticas que saca nuestra aplicación con tu especialista cuando vayas a consulta.

Luego de la etapa de sangrado y a la mitad de tu ciclo viene la etapa de la ovulación o etapa fértil. Es cuando tus ovarios producen y liberan óvulos para fertilizarse con un espermatozoide, consiguiendo un embarazo. A veces la etapa fértil se adelanta por lo cual si deseas o no planificar un embarazo tienes que tener en cuenta hasta 3 días antes de la fecha calculada de ovulación a la hora de tener relaciones sexuales. Puedes tener en cuenta en la aplicación de Mujer Alerta que saca un estimativo aproximado de cuando empieza la etapa fértil. Pero además sienes cambios en tu cuerpo tales como el flujo vaginal aumenta, es distinto y transparente. En algunas ocasiones existen calambres en la zona pélvica. Además puedes estar más nerviosa, con apetito o piel mas reseca.

ALGUNOS ANTICONCEPTIVOS MAS FRECUENTES

Luego muchas mujeres sienten comúnmente síntomas de síndrome pre menstrual con una cantidad de signos y síntomas que ocurren durante la etapa lútea antes del próximo ciclo.

Ahora es muy probable que te preguntes; ¿Qué señales debo tener en cuenta para detectar algún problema en mi ciclo?

Bueno a continuación nombramos algunos:

  • Si existe ausencia de menstruación por más de 3 meses sin estar embarazada, lactando, con perimenopausia o menopausia.
  • Si tus períodos son muy irregulares.
  • Sientes mareos, debilidad, dolores en el pecho o dificultades respiratorias después o durante el período.
  • Si sufres de un sangrado excesivo o muy intenso durante varios días.
  • Si sufres de fiebre o sientes malestar después de haber usado tampones.
  • Si tienes dolores menstruales muy intensos que no se calman con medicamentos de venta libre.
  • Si sufres de dolores de cabeza intensos antes o durante el período.
  • Si despides coágulos de sangre muy grandes en tu flujo menstrual.
  • Si es frecuente que sangres cada vez que tienes relaciones sexuales.
  • Si hay sangrado luego de haber entrado a la menopausia.

 Es recomendable que consultes a tu especialista si tienes algunos de estos síntomas o quizás otra molestia.

¿En que afecta mi ciclo menstrual a mi salud?

Los cambios hormonales pueden provocar síntomas o agravar otros padecimientos.

Algunos tales como anemia, asma, depresión, diabetes, colon irritable o dificultades para embarazarse.

Por eso es importante consultar con especialistas y hacer chequeos periódicos de hormonas, PAP, ecografías y demás. De esa forma contarás con un bienestar y buena salud en todo tu cuerpo.

SIEMPRE JUNTO A VOS!

Las varices son venas que lucen similar a un cordoncito, a veces retorcido y con relieve en la piel. Pueden tener un color azul, rojo o de la misma piel.

Se ubican generalmente en las piernas, sobre el muslo, en su frente, en su cara interna, detrás de las pantorrillas, y en los pies o cerca de los tobillos.

Las arañitas vasculares son más reducidas que las varices. Suelen ser de color rojo con un aspecto ramificado, y se puede ver translúcidamente debajo de la piel pero sin relieve. Los lugares donde suelen aparecer son en las piernas o en la cara.

En ambos casos suelen ser asintomáticos pero se suele sentir en las piernas cansancio, dolor o pesadez.

¿Por qué aparecen?

Cuando la sangre es bombeada por el corazón transportando oxígeno y nutrientes a través de arterias por todo el cuerpo. Después la sangre se transporta al corazón a través de las venas. Estas contienen válvulas que si no cierran en forma correcta la sangre se vuelve en contra su recorrido en vez de ir al corazón. A medida pasa el tiempo se estanca sangre en la vena, realizando una presión y debilitando sus paredes. Dando como resultado que la vena aumente su tamaño.

¿Qué mujeres son más propensas a las varices y arañitas?

  • Quienes tienen antecedentes genéticos por herencia o ya las hayan sufrido anteriormente.
  • Aquellas que permanecen sentadas o de pie por más de 4 horas continuas.
  • Cuando sufren de obesidad o sobrepeso, ya que se ejerce presión sobre las venas.
  • Durante el embarazo pueden aparecer varices temporales o permanentes.
  • Durante la vejez, a causa de que se debilitan las venas y no funcionan en forma correcta.
  • A causa de usar anticonceptivos hormonales o un tratamiento con hormonas para la menopausia.
  • Debido a la existencia en tu cuerpo de alguna enfermedad que dañe las válvulas venosas.

Existen distintos tratamientos para dependiendo de la intensidad de los síntomas. Cuando estos son leves se recomienda realizar actividad física o buscar tener el peso saludable. También es útil usar medias de compresión  durante el día.

Es útil que consultes con tu médico de cabecera para que analice tu situación y te informe sobre el tratamiento adecuado. En casos más intensos, existen medicaciones o intervenciones leves para tratarlas y en casos graves se puede requerir cirugía, eliminándolas permanentemente.

Ya que mayormente según estadísticas las mujeres son mayormente más afectadas que los hombres es importante que tengamos esta información.

La fibromialgia es un padecimiento que a afecta a todo el cuerpo con dolores y molestias. Se suele presentar síntomas tales como, trastornos de sueño, cansancio en aumento, trastornos emocionales o pérdidas de memoria, etc.

Actualmente existen tratamientos que pueden disminuir o prevenir que algunos síntomas se agraven.

Las personas con mayor riesgo a sufrir fibromialgia son aquellas que están en un grupo de riesgo determinado tales como:

  • Quienes sufren obesidad
  • Personas fumadoras
  • Aquellas con patologías relacionadas con articulaciones (artritis reumatoide, lupus, etc.)
  • Aquellas con antecedentes familiares con fibromialgia, sería por herencia genética.
  • Haber sufrido traumatismo cerebral o en la medula espinal.
  • Quienes sufren de estrés o traumas psicológicos.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Un dolor permanente.
  • Fatiga extrema y cansancio que no disminuye con un buen descanso.
  • Además de problemas de memoria y concentración.
  • Problemas psicológicos (depresión, ansiedad, inestabilidad emocional).
  • Calambres y dolores musculares en extremidades.
  • Migrañas.
  • Colon irritable
  • Un ciclo menstrual doloroso
  •  Sensibilidad a cambios de temperatura, ruidos o luces.

Estos son algunos de los más frecuentes existen otros, que van variando según cada paciente, por eso es conveniente siempre consultar profesionales de la salud para corroborar el diagnostico.

Existen circunstancias que pueden hacer que los síntomas se intensifiquen estos pueden ser:

Alteraciones hormonales producidas por el periodo menstrual o un embarazo, situaciones estresantes o cambios en el clima.

Existen tratamientos para esta enfermedad que son para aliviar el dolor provocado por la misma, además de psicoterapia. También para mitigar los síntomas es importante que duermas el tiempo necesario para descansar, tengas una actividad física constante, y puedas probar medicinas alternativas no invasivas que induzcan a relajar el cuerpo y la mente.

Primero vamos a describir ¿qué es? , es un folato es decir un tipo de vitamina B. nuestro organismo lo requiere para producir material genético y la división celular. Por eso es importante que no exista deficiencia del mismo en el caso de quieras quedar o estés embarazada, porque evita anomalías congénitas  graves. Estas anomalías se manifiestan en las primeras semanas de embarazo y generalmente antes que la mujer tenga conocimiento de su estado materno. También el ácido fólico previene el aborto espontaneo.

Como en muchos casos los embarazos no suelen ser planificados se suele recomendar su ingesta en el cuerpo con beneficios para el organismo.

Algunos beneficios son como mantener la sangre saludable, ayuda a formar glóbulos rojos, previniendo así la anemia.

Lo podemos encontrar en suplementos vitamínicos, alimentos fortificados como algunas panificaciones o masas con harinas enriquecidas, o en forma natural se encuentra en vegetales de hoja verde (espinaca, acelga, brócoli, etc.), cítricos, frutos secos, legumbres (lentejas, guisantes, garbanzo, etc.) y algunas carnes.

¿Qué cantidad necesitan las mujeres consumir?

Es necesario que consultes con tu especialista en la salud, ya que cada paciente tiene características particulares.

 Te recomendamos que consultes tu dosis necesaria a tu médico si estas en algunas de las siguientes situaciones:

  • Si estás o podrías quedar embarazada. Tomar ácido fólico al día da protección contra anomalías congénitas del tubo neural, por ej.: la espina bífida, que sucede durante las primeras semanas de gestación. En el embarazo, es probable que requieras más cantidad.
  • Si ya existe un antecedente de embarazo con una anomalía congénita del cerebro o la columna y quieres volver a quedar embarazada. El ácido fólico puede disminuir tu probabilidad de riesgo de tener otro embarazo con anomalías congénitas.
  • Si existen antecedentes familiares de espina bífida  y quieres planificar tu embarazo.
  • Si estas bajo tratamiento para epilepsia, diabetes tipo 2, artritis reumatoidea o lupus.
  • Si requieres de diálisis por enfermedades renales.

Si no te encuentras en ninguna de estas situaciones, igualmente te animamos tener una dieta saludable rica y variada en nutrientes que aportan a mantener un organismo sano. Esto ayuda a mantener un equilibrio en tu cuerpo y prevenir enfermedades a futuro.

Los alimentos saludables para tu corazón y el ejercicio disminuyen las probabilidades de  sufrir un ACV o trastorno cardiaco.

“Según estadísticas del año 2019: una  mujer muere cada 11 minutos debido a una enfermedad cardiovascular y es una de las principales causas de fallecimiento en las mujeres a nivel mundial.”

Nuestro corazón actúa como una bomba que da impulso a la sangre que circula por todo nuestro cuerpo, la misma que transporta oxígeno y nutrientes además de retirar sustancias residuales, si este flujo circulatorio se cortara, disminuyera pone en peligro la vida.

Por eso es tan importante realizar acciones de prevención y cuidado para el corazón.

Hay ciertos alimentos que contribuyen al cuidado cardiaco tales como:

  • Vegetales y frutas: deben ocupar por lo menos la mitad de tu porción en el plato.
  • Cereales integrales tales como; salvado, avena integral, maíz de grano entero, arroz integral, centeno, cebada de grano entero, burgol, mijo, sorgo, etc.
  • Productos sin o con bajo contenido en grasa; leche descremada, bebidas de soja fortificada, queso, yogur y otros lácteos.
  • Pescados, aves sin piel, carnes magras, legumbres, huevos, y frutos secos sin sal.

Aquí mencionamos algunos alimentos  pero de ninguna manera sustituye a una consulta médica. Por eso es súper importante que consultes a un profesional de la nutrición o un cardiólogo para que haga  plan adecuado para ti. Cada persona es diferente y es un caso particular.

Existen alimentos que se deben limitar en su consumo si se quiere tomar una prevención para afecciones cardiovasculares, algunos son:  

  • Grasas saturadas; están en pizzas, helado, pasteles, snacks y hamburguesas.
  • Grasas trans.; están en productos industrializados, bebidas, frituras y margarinas.
  • Colesterol; lo encontramos en alimentos de origen animal, como fiambres, leche entera,  quesos y huevos.
  • Sodio; lo encontramos en la sal, pero en su mayoría está en el pan, fiambres, salchichas, aderezos, etc.
  • Azucares agregados; es normal que todos los alimentos contengan azúcar de forma natural pero hay que limitar aquellos que contienen un extra agregado. En los rótulos pueden aparecer con los siguientes nombres; jarabe de maíz, fructosa, glucosa, sacarosa, dextrosa, lactosa, maltosa, miel, melaza, caramelo, etc.  

Como vimos algunos de estos componentes se pueden detectar con una lectura concienzuda de los rótulos  y etiquetas de los productos que vamos a consumir. La mayoría de los alimentos envasados contienen la información nutricional necesaria para saber que componentes tienen y su contenido calórico.

Para saber cuántas calorías debes consumir tienes que recurrir a un médico nutricionista que haga el cálculo según tu actividad diaria y tu condición física.

Entre otros cuidados de prevención se toma en cuenta el beber con moderación bebidas alcohólicas, evitar el estrés, tener un buen descanso, realizar controles de presión arterial y hacer un chequeo médico preventivo anual.

 Estas medidas no solo cuidan de tu corazón sino de todo tu organismo.

Tu salud emocional también se ve reflejada en tu organismo, por eso es importante que te mantengas relajada y evites situaciones estresantes.

Es probable que te preguntes ¿Qué tipo de práctica es? A menos que ya hayas experimentado una.

Ésta es una práctica quirúrgica para extirpar el útero o matriz femenina de gestación. En ocasiones también se extraen las trompas de falopio y los ovarios. Luego de este tipo de intervención no tienes más periodos ni podrás embarazarte.

En ocasiones ésta práctica es necesario por criterio médico. Mayormente se utiliza como último recurso de tratamiento después de probar otras opciones para distintos padecimientos tales como:

  • Fibromas uterinos.
  • Sangrado vaginal profuso y abundante debido a infecciones, cáncer, fibromas y etc.
  • Prolapso uterino o deslizamiento del útero.
  • Endometriosis
  • Adenomiosis
  • Cáncer o pre cáncer de útero, ovarios, cuello uterino o endometrio.

Si bien las mujeres dejan de tener su periodo menstrual, la consecuencia de tener síntomas menopaúsicos depende si en la intervención se le extirparon los ovarios a la paciente. De lo contrario no sufrirá síntomas de menopausia.Esto se debe a los niveles de hormonas que se encuentran en los ovarios, que si se extraen disminuyen forma rápida y como consecuencia tiene una menopausia prematura.

La histerectomía es una intervención quirúrgica compleja y su recuperación puede demorar semanas. En su gran mayoría las mujeres experimentan una mejoría en su salud y calidad de vida.  

Algunos cambios que sienten después de la intervención son:

Menopausia, cambios en la sensibilidad sexual y riesgos de padecer otras afecciones, en el caso de que se extirpen los ovarios.

Sensación de pérdida, en algunos casos se siente angustia o depresión por la pérdida de la capacidad de tener hijos y el cambio en su cuerpo. Si ya pasaste por este tipo de cirugía y sientes tristeza, falta de apetito, falta de energía o depresión es útil que consultes a tu médico especialista.

También a pesar de haber sufrido una cirugía de esta clase, puede que sigas teniendo que hacer tus controles de rutina como los PAP por recomendación médica. Es útil que lleves un control registrado de tus análisis y exámenes clínicos.

Muchas mujeres tienen miedo que su vida sexual cambie después de ésta intervención quirúrgica. Y es posible que como en cualquier cirugía después en el post-operatorio  la actividad sexual disminuya pero luego de su posterior recuperación muchas mujeres afirman que gozan de una mejor salud sexual y más placentera, debido a la ausencia de dolores, etc. Otro síntoma frecuente es la sequedad al tener relaciones íntimas o falta de interés sexual. Se puede resolver este problema con lubricantes íntimos y una comunicación interna en la pareja para dar mayor tiempo para lograr placer durante el sexo. Es útil que le comuniques tus inquietudes al especialista de la salud.

Es lógico que en la vida todos tengamos altibajos, momentos de tristeza o nos sintamos desmotivadas a hacer ciertas actividades cotidianas. Cuando experimentas estos sentimientos por periodos largos de tiempo es importante que acudas a ayuda profesional de la salud mental. La depresión es una enfermedad mental importante que puede perjudicar tu rutina o impedirte realizar tus metas. Las mujeres tienen el doble de posibilidades de padecerla que los hombres. Ésta no es parte normal de la vida sino que aún en casos muy graves puede ser tratada y mejorar mucho el estado anímico. Esta enfermedad puede hacer que una persona se sienta triste, que llore con frecuencia, que pierda el interés o placer por sus actividades durante varias semanas. Puede afectar a una persona en su capacidad laboral, social o académica. Puede abarcar todo el cuerpo, el estado de ánimo, ritmo de sueño, pensamientos e influir en tu alimentación, tu percepción de ti misma y de las cosas que te rodean.

¿Qué podría causarla?

Existen diversos motivos por los que una persona puede padecer depresión y es importante que el especialista de la salud mental determine ¿cuál puede ser el detonante? Aquí solamente nombraremos algunos:

  • Antecedentes familiares; las mujeres que tienen en la familia un precedente tienen mayores probabilidades aunque existen casos con depresión sin tenerlo.
  • Cambios en el cerebro; el cerebro de personas con depresión crónica luce su funcionamiento distinto al de aquellos que no la tienen.
  • Química del cerebro; existen aquellos individuos que sufren un desequilibrio químico de las sustancias que controlan los estados de ánimo y otras funciones.
  • Niveles hormonales; cambio en los niveles de estrógeno y progesterona en el periodo, embarazo, postparto, aborto espontaneo, menopausia o por la ingesta de anticonceptivos aumentan el peligro de sufrir depresión.
  • Estrés; eventos graves y episodios conflictivos de la vida tales como traumas, perdida de alguien amado, abuso u otros podrían ser el detonante de depresión en algunos casos.
  • Problemas médicos; al padecer trastornos en la salud como ACV, cáncer, infartos, Parkinson, hipotiroidismo u otras afecciones podrían generar cambios físicos y en el cerebro causándola.
  • Dolor; un dolor físico o emocional (traumas) a  largo plazo puede hacer a quienes lo padecen más propensas a sufrir depresión.

Los síntomas de la depresión varían según cada persona al igual que su duración y gravedad.

Puedes sentir tristeza, inutilidad, pérdida de interés, falta de energía, falta de concentración, irritabilidad, malestares físicos constantes, ideas de autoflagelo o de suicidio. Si te identificas con alguno o sientes otro tipo de malestar físico o emocional, es importante que concurras al profesional de la salud. Él puede tratarte con terapia, medicación o ambos. Los casos leves se mejoran con terapia y los más moderados a graves con la ayuda de psicofármacos antidepresivos más la terapia. Estos medicamentos pueden ayudar a estabilizar la química del cerebro y varían según el paciente.

Es importante no tener prejuicios y buscar ayuda profesional, ya que la depresión es una enfermedad muy común en nuestra sociedad tal como cualquier otra.

¿Qué es?

Es una alteración del sueño, es la incapacidad de dormir o levantarse muy temprano. Este trastorno en forma crónica crea dificultades para la rutina diaria o para el cuidado personal. El insomnio afecta a la salud física y emocional, además altera los ritmos circadianos del cerebro.

¿A quiénes les puede afectar?

Según estadísticas y estudios las mujeres tienen mayores probabilidades de padecerlo, ya que sin distinción de edad muchas sufren de peor calidad del sueño que el sexo opuesto, con períodos de sueño cortos y somnolencia al despertar.  

Las mujeres adultas corren mayor riesgo de sufrirlo. Otros grupos de riesgo son:

Quienes sufren estrés

Personas con depresión u otras afecciones mentales

Aquellos que trabajan de noche o tienen horarios rotativos.

Viajeros de larga distancias con cambios de horario.

Personas con afecciones tipo apnea del sueño, asma o fibromialgia.

¿Cómo detectar los síntomas?

Los más comunes pueden ser problemas para dormir, permanecer dormida, o despertar muy temprano.

Cómo consecuencia durante el día puedes experimentar cansancio, poca energía, ansiedad, depresión o irritabilidad y falta de concentración.

El insomnio a las mujeres puede provocarles cansancio, ansiedad o irritabilidad.

La ausencia de un buen descanso aumenta los riesgos de problemas de salud físicos o emocionales, obesidad, diabetes, hipertensión, ACV, y en el caso de las mujeres mayores aumenta el riesgo de caídas.

¿Qué tratamientos hay?  

Si el insomnio es por un cambio de corto plazo en la rutina, el ritmo de sueño se adaptara solo.

Cuando existe en forma crónica o por periodos largos, es recomendable buscar ayuda profesional con terapias cognitivo-conductual y medicación bajo receta.

También existe la posibilidad de que el insomnio sea un síntoma o efecto secundario de otro problema de salud, en ese caso es útil que le consultes a tu médico para saber cuál es el tratamiento adecuado.   

Actualmente existen muchas formas de tratamiento, lo más importante es que busques la ayuda profesional adecuada.

Primeramente vamos a describir ¿Qué son?

Ésta es una práctica  que consiste en limpiar la vagina con agua y otros líquidos. Generalmente están hechas de agua y vinagre, bicarbonato de sodio o yodo y  vienen en un envase con un rociador para aplicar en forma directa.

Como es un hábito frecuente en las mujeres es importante informar sobre algunos efectos perjudiciales para la salud femenina.

En su mayoría los médicos no recomiendan esta técnica de higiene, ya que puede causar modificaciones en equilibrio de la flora vaginal y la acidez necesaria naturalmente de una vagina sana. Una condición equilibrada incluye bacterias benignas y nocivas que producen un ambiente ácido, el mismo forma un escudo protector en la vagina contra infecciones e irritaciones. 

Existen padecimientos asociados a la utilización de ésta  técnica de higiene tales como:

Vaginosis bacteriana

Enfermedad inflamatoria pélvica

Problemas durante el embarazo

Infecciones Transmisión Sexual

Irritación o sequedad vaginal.

¿En caso de que existiera olores se debería utilizar?

No porque si sientes olores específicos, secreciones, picazón, etc. Son signos de alarma que da tu cuerpo y debes consultar con tu médico especialista en cambio sí realizas duchas vaginales estarías eludiendo síntomas que pueden ayudar a dar un diagnóstico acertado.

Deberías comunicarte con tu médico si llegaras a tener síntomas tales como:

 Secreción vaginal con mal olor

Picazón vaginal y secreciones blancas, verdes o amarillentas con o sin olores.

Ardor, irritación e inflamación dentro o alrededor de la vagina.

Dolor al orinar.

Dolor durante las relaciones sexuales.

Algunos de estos síntomas pueden ser señales de ITS o infecciones por eso es importante no tapar estos síntomas con una ducha vaginal y si buscar ayuda profesional.

 Es importante que sepas que la vagina se limpia sola produciendo mucosidad natural que lava la sangre, el semen y descargas vaginales. También es natural tener distintos olores leves durante el día. Es conveniente que mantengas tu vagina limpia y saludable lavando el exterior con agua tibia.

Existen creencias de que las duchas vaginales después de las relaciones sexuales previenen las ITS y el embarazo, siendo estas convicciones FALSAS.

También es importante que sepas que durante el embarazo las duchas vaginales aumentan las probabilidades de que tengas mayor riesgo de embarazo ectópico o mayor peligro de parto prematuro.

Mantener tu higiene en forma sana y natural además de las consultas frecuentes con tu especialista contribuye a tu  salud.

En el marco del día mundial de la tiroides que se celebra el 25 de mayo. Es una fecha que se escogió para crear conciencia sobre las enfermedades tiroideas e incentivar a su reconocimiento y detección  temprana. Teniendo en cuenta el gran  impacto que afecta en la salud de personas de diversas edades.

¿Qué es la tiroides?

La tiroides es una glándula hormonal pequeña ubicada en la base del cuello parte del sistema endocrino. La misma produce la hormona tiroidea que controla muchas funciones de nuestro cuerpo, tales como la rapidez al quemar calorías o el ritmo de tu corazón. Las anomalías producidas en su funcionamiento glandular hacen que produzca exceso o escasez de la hormona. En líneas generales las mujeres son más afectadas, más frecuentemente después del embarazo o luego de la menopausia.

¿Qué consecuencias en las mujeres traen las afecciones en la tiroides?

Dificultades en el ciclo menstrual:

La tiroides controla tu ciclo menstrual. Según la cantidad hormonal puede hacer que tus períodos sean irregulares escasos  o prolongados. También puede producir amenorrea (ausencia del periodo) o en casos más complejos menopausia prematura.

Problemas para quedar embarazada:

Así mismo como afecta al periodo, también lo hace a la ovulación, dificultando poder quedar embarazada.

Problemas durante el embarazo:

Un padecimiento de tiroides no tratado de manera adecuada, puede tener consecuencias para la salud de la mamá, tales como parto prematuro, aborto espontáneo o pre-eclampsia y además afectar al bebé en su desarrollo físico y cerebral.

¿Qué clases de enfermedades en la tiroides afectan a las mujeres?

Bocio: incremento anormal del tamaño de la glándula tiroidea.

Tiroiditis: inflamación en la tiroides, ocurre cuando tu sistema inmunitario ataca la glándula tiroidea.

Hipertiroidismo: aumento más de lo necesario de la hormona tiroidea.

Hipotiroidismo: disminución en la producción de hormonas tiroideas.

Cáncer de tiroides: en la mayoría de los pacientes con este tipo de cáncer tienen un tipo de nódulo asintomático. Frecuentemente se trata con cirugía.

Si bien proporcionamos datos útiles sobre la tiroides, queremos destacar la importancia de realizar consultas médicas y controles de rutina anuales o mensuales.

Si sientes algún bulto o molestia, notas irregularidades en tu periodo, ante cualquier síntoma de alarma, es relevante que busques ayuda profesional.

Mujer Alerta siempre está acompañándote y siéndote útil para agendar citas y análisis médicos.